REGALAMOS EL ENVÍO - 48 HORAS EN LA CDMX - 3-5 DÍAS EN EL RESTO DE MÉXICO

Piel seca durante el otoño e invierno

Durante el otoño e invierno nuestra piel tiende a resecarse más de lo habitual. Si tu tipo de piel es seca, sentirás los efectos aún más, pero ninguna piel está exenta de lo que el frío en exceso nos puede provocar. Aunque estemos a punto de iniciar la primavera y el calor ya está aquí, no te descuides, seguimos en temporada de otoño-invierno y tu piel requiere hidratación.

La piel seca se distingue por la falta de hidratación, puede provocarnos irritación y enrojecimiento. Es importante que ayudemos a nuestra piel si no genera suficiente grasa, o si por la temporada su producción no es la necesaria para mantenernos hidratados. Para ayudar a nuestra piel reseca, lo que podemos hacer se reduce en dos sencillos pasos: limpieza y máxima hidratación.

Piel seca durante el otoño e invierno

Limpieza

Comienza siempre por la limpieza. Antes de hidratarte, recuerda lavar muy bien tu rostro. El agua tibia es la mejor opción. ¡Evita el agua fría! No queremos temperaturas aún más bajas en nuestra piel. Pero también evita el agua caliente, nos reseca más de lo que nos imaginamos. Es preferible utilizar agua tibia y no pasar demasiado tiempo debajo de ella.

 

Hidratación

Lo mejor que le podemos aportar a nuestra piel en estas temporadas es hidratación. Intenta aplicar tu crema facial hidratante mientras tu rostro sigue un poco húmedo (no mucho, sólo un poco), esto ayudará a encapsular más agua y potencializar los efectos de la crema.

Crema hidratante

Procura que tu crema hidratante contenga aloe vera y aceite de jojoba. El gel de aloe vera es un ingrediente calmante que contiene propiedades hidratantes y reparadoras. Además, tiene un efecto tensor que le da elasticidad a la piel y que será nuestro salvador en estas fechas. Por el otro lado, el aceite de jojoba se usa para hidratar y revitalizar la piel. Ya que su composición es muy cercana al sebum de la piel, ese aceite natural que generamos constantemente, tiene una absorción muy rápida.

¡No olvides los serums! Como te hemos contado antes, los serums contienen una máxima concentración de nutrientes e hidratación. Se aplica en una fina capa que tu rostro irá absorbiendo a lo largo del día y durante la noche. Los poros no se tapan con los serums lo que permite que tu crema hidratante también logre hacer su trabajo.

Serum

Nuestras pieles cambian con cada temporada. No dejes de nutrirla y escucharla, adapta tu rutina de skincare a ella, y procura siempre utilizar productos limpios y con ingredientes naturales.