REGALAMOS EL ENVÍO - 48 HORAS EN LA CDMX - 3-5 DÍAS EN EL RESTO DE MÉXICO

Complementa tu skincare: cuidados del cuerpo y la piel

Hablamos mucho sobre skincare, ¿pero sabes qué puedes hacer para complementar los cuidados de tu piel? Si algo hemos aprendido es que cuidar nuestra piel nos trae muchos beneficios a corto y largo plazo. Y no sólo depende de nuestra rutina diaria de cuidado, sino de las acciones que tomamos día con día y que impactan en nuestra salud. Aquí les contamos de algunos cambios que pueden hacer para complementar su rutina de cuidado y darle todo lo necesario a su piel.

Complementa tu skincare

Alimentación

La alimentación es uno de los pasos más importantes cuando hablamos sobre el cuidado de nuestro cuerpo. Nuestra piel refleja todo, la manera en la que la cuidamos y cómo tratamos al resto de nuestro cuerpo. Si tenemos una rutina de skincare completa, pero continuamente tenemos una dieta poco saludable, nuestra piel será la primera en hacérnoslo saber. Además de comer de manera saludable, dependiendo de tu propio cuerpo, sin restringir ni sobrepasar, podemos añadir ciertos tipos de alimento que proporcionan nutrientes a nuestra piel.

Las moras, por ejemplo, como la frambuesa, nos aportan vitamina C; los vegetales tienen antioxidantes naturales, y consumir proteínas variadas, no únicamente de origen animal, nos ayuda a sintetizar tejidos y potenciar la tonificación de la piel.

Por supuesto la hidratación es fundamental en una dieta saludable. Mantenernos hidratados ayuda a todo nuestro cuerpo y en especial a la piel. No podemos dejarle todo el trabajo a las cremas, también es importante tomar 2 litros de agua diaria.

Cuida tu alimentación

Sueño saludable

Aunque es más fácil decirlo que hacerlo, tener una buena higiene de sueño nos ayudará muchísimo. La piel se regenera mientras dormimos, por eso es importante lavarnos el rostro antes de acostarnos. Si dormimos menos horas o tenemos un sueño constantemente interrumpido, rompemos con los ciclos naturales del cuerpo, y estos se reflejan en nuestra piel. No sólo con ojeras, pero de muchas otras maneras el rostro y la piel nos dicen cuándo nos hace falta algo, y la mayoría de las veces es un buen descanso.

La limpieza

Dentro de nuestra rutina de cuidado sabemos que la limpieza es el primer paso siempre. Es importante recordar que nuestros poros almacenan suciedad, partículas, contaminación y basura del ambiente, incluso dentro de nuestra casa. Por eso debemos lavarnos el rostro entre una y dos veces al día, antes de aplicar el producto sobre nuestra piel para no encapsular la suciedad.

Otras acciones que podemos tomar para ayudar con la limpieza es no tocarse el rostro constantemente, utilizar una toalla exclusiva para secarnos y evitar usar constantemente toallitas desmaquillantes, ya que cuando tenemos acné es muy fácil transportar sus partículas por el resto de la piel.

Complementa tu skincare

Sé gentil contigo misma

Por último, cuida la manera en la que tratas tu piel. Sécate con golpecitos delicados en lugar de pasar la toalla por todo el rostro, esto evita que la estires de más y la lastimes. También limita los baños de agua caliente, no pases demasiado tiempo debajo de la ducha para no eliminar la hidratación de nuestra piel. Y siempre cuida los productos que te apliques, los productos con más ingredientes químicos nos lastiman la epidermis, opta por ingredientes naturales y suaves.