REGALAMOS EL ENVÍO - 48 HORAS EN LA CDMX - 3-5 DÍAS EN EL RESTO DE MÉXICO

Cubrebocas: efectos en la piel y cómo evitarlos

El cubrebocas se ha vuelto nuestro accesorio obligatorio desde hace unos meses. Salir de nuestra casa significa ponernos un cubrebocas, ya sea de tela o desechable, y es probable que todos hayamos sufrido en algún momento por sus efectos en la piel.

Efectos en la piel por el cubrebocas

Los efectos más comunes son resequedad y acné, pero también puede haber irritación, picazón, ardor y erupciones en la piel de la nariz, barbilla y cerca de la boca como en las mejillas y la mandíbula. Esto se debe al constante roce con el material

del cubrebocas y a que los poros no logran respirar como están acostumbrados a hacerlo.

Si sufres de rosácea o dermatitis es probable que tengas mayor susceptibilidad a estos efectos.

¿Cómo evitar problemas en la piel por el cubrebocas?

Lo más importante es hidratarnos correctamente. No sólo beber agua, sino ponernos crema hidratante en el rostro antes y después de usar el cubrebocas. Es importante lavarnos muy bien el rostro antes de aplicarla para que el proceso de hidratación no se vea impedido por restos de suciedad.

 En las mañanas les recomendamos aplicar un serum, este nos ayuda a que la hidratación sea mayor y nuestra piel esté preparada para el cubrebocas. Y en las noches es muy importante aplicar un serum nocturno para que la hidratación se refuerce, es necesario que sus ingredientes sean naturales y ayuden a nutrir la piel. Esto evitará que el roce con la tela irrite la piel y resulte en erupciones.

También usar cubrebocas KN95 o de tela hecha 100% de algodón disminuyen las posibilidades de irritación y acné, así como evitar el uso de maquillaje en la zona que será cubierta. El maquillaje atrapado provocará que los poros respiren menos e impedirá que los productos hidratantes logren hacer su trabajo completo.

No olvidemos escuchar a nuestra piel y seguir aportándole todos los nutrientes necesarios. Los productos limpios y con ingredientes naturales nos ayudan a reforzar la salud de nuestro rostro y disminuye los efectos provocados por elementos externos.