REGALAMOS EL ENVÍO - 48 HORAS EN LA CDMX - 3-5 DÍAS EN EL RESTO DE MÉXICO

¿Qué incluye una rutina diaria? - Skincare Steps con Meteca

Una rutina diaria de skincare se ve distinta de persona a persona. Si algo hemos aprendido, es que no necesitamos una rutina de ocho pasos con 15 productos distintos. Podemos adaptar nuestra rutina a lo que mejor nos funcione dependiendo de nuestro tiempo disponible y necesidades.

Rutina diaria con Meteca

Aquí te contamos de 4 pasos básicos para tener una rutina diaria que aporte los nutrientes necesarios a nuestra piel y que nos ayude a tener una relación sana con nuestro rostro.

 

1.- Limpieza profunda

Lavar nuestro rostro es el primer paso y el más importante. Es recomendable lavar nuestro rostro dos veces al día, pero hacerlo una sola vez tampoco es malo. El lavado debe durar entre 20 y 30 segundos, con movimientos suaves, agua tibia o fría y evitando frotar demasiado la piel. Podemos hacerlo antes de dormir y al despertar, para eliminar las impurezas que se hayan atrapado en nuestra piel durante el día y durante el sueño.

2.- Suero

El suero es un tipo de producto que se ha vuelto parte vital de nuestra rutina diaria en los últimos años. Al ser un producto casi líquido, penetra más rápido en nuestra piel, y se caracteriza por contener más nutrientes y aportar mayor hidratación. Es uno de nuestros productos favoritos porque sus efectos se notan en menor tiempo, da brillo y balance al rostro. Lo puedes usar solo o en combinación con una crema hidratante. En este caso, el paso del suero va antes que la crema hidratante: por su densidad, las cremas tienden a tapar más los poros y aplicar el suero antes nos ayuda a que su carga de hidratación y beneficios se absorba primero directamente.

Recomendamos: Serum de Día Tonificante y Serum de Noche Regenerador

 

Serum Meteca

3.- Crema

Las cremas hidratantes, tal como su nombre, nos aportan toda la hidratación que necesitamos. Recomendamos usar cremas de día; por ser emulsiones, una combinación de nutrientes acuosos y grasos, dejan una capa ligera que crea una barrera contra la contaminación diaria a la cual nuestra piel se enfrenta. Al ser más espesas que el serum, actúan a lo largo del día, brindando una constante hidratación a nuestra piel. Este es un producto que hay que aplicar en pequeñas cantidades para no saturar los poros y permitir que la piel respire durante el día hasta su lavado por la noche. Es importante que las cremas que se usen no contengan químicos que nos dañen a la larga. Siempre es mejor usar cremas limpias y sin fragancias no naturales.

Recomendamos: Crema Facial de Día Equilibrante

Crema Hidratante Meteca

 

4.- SPF

Posiblemente el paso más polémico de todos. Es cierto que nuestra piel envejece más y es más propensa a enfermedades por la cantidad de tiempo que pasa expuesta sin protección a los rayos UV, por lo tanto, muchas cremas hidratantes y maquillaje contienen porcentajes de SPF. Sin embargo, no te recomendamos usarlos de más. No existen SPF naturales y la piel requiere una dosis diaria de vitaminas solares, sobre todo en estos tiempos de pandemia que pasamos en casa. En caso que trabajes fuera de casa o que te expongas mucho al sol, sí recomendamos aplicarte una ligera capa al final de nuestra rutina para protegerte.