ENVÍO GRATIS CON ENTREGA 1-3 DÍAS

por Alice Chanut - Marzo 18, 2022

Potencializa la influencia de tus hormonas en tu piel

El cuerpo humano no deja de fascinarme. Un órgano tan sencillo a primera vista, como la piel, es en realidad muy complejo y desarrolla un papel indispensable para protegernos de factores externos como bacterias, sustancias químicas y temperatura.

De igual manera, me asombra el equilibrio sutil alcanzado por el sistema endocrino de la mujer. Desde la pubertad hasta la menopausia, cada 28 días más o menos, empieza un ciclo en el cual las hormonas producidas por los ovarios y las glándulas suprarrenales se alternan, se compensan, en fin, se balancean para que podamos reproducirnos si así lo deseamos. Este baile de las hormonas conlleva fluctuaciones físicas y emocionales, que a veces nos pesan, como puede ser la evolución de nuestra piel conforme vayamos avanzando en nuestro ciclo menstrual o en nuestra existencia de mujer.

Tu rutina de skincare no puede resolver los desajustes hormonales de tu cuerpo. En caso de ser patológico, solo un doctor te podrá ayudar. Sin embargo, se puede incorporar a un lifestyle más consciente, menos estresante, más equilibrado, que no afecta tu mecánica interna, sino que la fortalece y que atenúa la parte que buscamos mejorar.

Adopta un lifestyle a tu ritmo

Respeta tu cuerpo. El amor propio empieza con tu cuerpo. Ámalo, respétalo, y confía en su proceso fisiológico propio, protegiéndolo de los perturbadores que se encuentran en tu alimentación, en el aire que respiras, en la ropa con la que te vistes, en los objetos que te rodean y hasta en tus productos de skincare.

Conócete a ti misma. Solemos etiquetar, y eso nos da seguridad, porque puede ser retadora e incómoda la impermanencia. Pero la realidad es que estamos cambiando constantemente. Factores externos e internos nos modifican a veces superficialmente, otras veces profundamente. Esas modificaciones nos constituyen y, para vivir en paz con ellas, las tenemos que entender y aceptar.

Actúa con consciencia. ¡Empodérate de ti misma! Todas y todos somos diferentes y todas y todos nos reinventamos a nuestro ritmo. 

Integra tu rutina de skincare

Prohíbe los perturbadores endocrinos. Checa las blacklists de las marcas que usas, aquí viene la de Metéca, y asegúrate que las fórmulas no contengan perturbadores endocrinos como los parabenos, alquilfenoles o ftalatos y que los envases no son de plástico. Esas sustancias tóxicas pueden provocar desequilibrio cutáneo, pero también enfermedades más graves como pubertades anticipadas, problemas de fertilidad, endometriosis y trastornos tiroideos.

Cuídate, en todo sentido, y que sea con placer. Adopta una alimentación saludable, natural y orgánica, con poca carne, encuentra alternativas ricas. Evita el consumo excesivo de tabaco y de alcohol. Haz ejercicio, el que te guste. Abraza tus emociones. Vete al campo de vez en cuando para respirar aire fresco y desconectarte del día a día. Y consiente a tu piel con los ingredientes que merece.

Entérate de Nuestra Blacklist

Escucha tu cronobiología. Tiene muchas aplicaciones. En cuanto a la piel, nos permite entender que no podemos etiquetarla. No somos tipos de pieles inflexibles. Cada piel tiene sus ritmos.

Las hormonas por ejemplo influyen en nuestro humor, en nuestro apetito, en la calidad de nuestro sueño, en nuestra libido, y en nuestra piel.
- Fase folicular - desde la menstruación hasta la ovulación: los estrógenos están al tope, nos sentimos estimulados, la piel está hidratada y luminosa.
- Fase luteal - desde la ovulación hasta la menstruación: los estrógenos disminuyen, sustituidos por la progesterona, que nos tranquiliza, pero que también aumenta las secreciones sebáceas y deja nuestra piel grasa y brillante.
- Menstruación: sucede una disminución de las dos hormonas, nos sentimos vulnerables, y nuestra piel está igual de sensible.

Arma Una Rutina a Tu Ritmo

Arma Tu Propia Rutina.

Las hormonas nos ayudan a despertarnos de día y relajarnos de noche:
- Durante el día, la piel ayuda a protegernos de los radicales libres, por lo que la apoyamos en su misión aplicando Vitamina C y AHA. Para atenuar los efectos no deseados de la secreción sebácea, complementamos la rutina con una crema matificante.
- Durante la noche, es más permeable, se regenera, así que los principios activos absorben mejor, lo que nos invita a masajearla con aceites concentrados que acompañan la producción de colágeno y de elastina.

Las hormonas son los mensajeros de nuestro ciclo reproductivo. Las potencializamos de la siguiente manera:
- En fase folicular, las vitaminas y los ácidos aminos maximizan el glow natural de tu piel.
- En fase luteal, los limpiadores faciales y las cremas matificantes compensan la producción excesiva de sebo.
- Durante la menstruación, nos dirigimos hacia ingredientes calmantes como el aloe vera o el agave.

Las estaciones también afectan a tus hormonas y desde entonces a tu piel.
Y el momento de vida en el cual te encuentras.

Esas son pistas... ¡La rutina ideal la diseñas tú!

Sugerencias de rutinas Metéca

Fase folicular - desde la menstruación hasta la ovulación. Los principios activos maximizan el glow natural de tu piel.

Rutina Completa en 3 Pasos
Rutina Completa en 3 Pasos
Rutina Completa en 3 Pasos
Rutina Completa en 3 Pasos
Rutina Completa en 3 Pasos
Rutina Completa en 3 Pasos
Rutina Completa en 3 Pasos
Rutina Completa en 3 Pasos
Rutina Completa en 3 Pasos
Rutina Completa en 3 Pasos

Rutina Completa en 3 Pasos

MXN 1,635

Checa Nuestra Rutina Completa

Fase luteal - desde la ovulación hasta la menstruación. Los productos antibacterianos y las cremas matificantes compensan la producción excesiva de sebo.

Rutina Matutina En 2 Pasos
Rutina Matutina En 2 Pasos
Rutina Matutina En 2 Pasos
Rutina Matutina En 2 Pasos
Rutina Matutina En 2 Pasos
Rutina Matutina En 2 Pasos
Rutina Matutina En 2 Pasos
Rutina Matutina En 2 Pasos
Rutina Matutina En 2 Pasos
Rutina Matutina En 2 Pasos
Rutina Matutina En 2 Pasos
Rutina Matutina En 2 Pasos

Rutina Matutina En 2 Pasos

MXN 1,040

Checa Nuestra Rutina Matutina

Menstruación. Ingredientes calmantes como el aloe vera, el agave o los aceites.

Rutina Hidratante en 2 Pasos
Rutina Hidratante en 2 Pasos
Rutina Hidratante en 2 Pasos
Rutina Hidratante en 2 Pasos
Rutina Hidratante en 2 Pasos
Rutina Hidratante en 2 Pasos
Rutina Hidratante en 2 Pasos
Rutina Hidratante en 2 Pasos
Rutina Hidratante en 2 Pasos
Rutina Hidratante en 2 Pasos

Rutina Hidratante en 2 Pasos

MXN 1,090

Checa Nuestra Rutina Hidratante